martes, 29 de noviembre de 2011

Acto III. La feria de los discretos

Y entonces llegó el tercer el día. Esta vez, el nombre del acto no remitía a la obra de ningún cordobés, sino a la novela de Pío Baroja titulada La feria de los discretos. Lo que ocurre es que la acción de dicha novela transcurre en la Córdoba del siglo XIX, y el motivo del acto nos pareció lo suficientemente apropiado como para nombrarlo de esa manera. Y es que en cuanto a la concurrencia de gente, entre el público asistente al acto y los escritores que participaron, se puede decir que el viernes contamos con una amplia asistencia en el salón de actos de la Casa de la Juventud, aunque algunas no estuvieran físicamente durante el desarrollo del ejercico. Tal es el caso de los autores que nos enviaron sus creaciones, en las que mezclaban el tratamiento audiovisual con sus poemas: Luci Romero, Ana Castro, Diana Rodrigo y David de la Sierra-Llamazares recitaron sus composiciones en vídeo y nos las hicieron llegar para que las proyectáramos durante la sesión. Por su parte, María Sánchez/Rodrigo Alberte Simeone y Julián Pacomio/Salvador Blanco realizaron poemas visuales en los que se mezclaban la literatura, la música y la fotografía, entre otras disciplinas.

 Y por otro lado, físicamente y ante el gran público, tuvimos el placer de contar con cuatro poetas que nunca habían recitado, como se suele decir, en vivo y en directo: María José Serrano, Ángeles Arzallus, María Victoria Partera y José María Osuna demostraron que hay savia nueva con muchas ganas de escribir y de mostrar sus versos.

Quizás, porque este sea el verdadero sentido de nuestros actos, la savia nueva, nos sentimos tan orgullos. Estos son los poetas (casi) nunca representados, a los cuales no nos queda más que agradecer incondicionalmente su participación con nosotros.

Buen trabajo, chicos. De todo corazón.

Fotos por Ángela Rosado 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada